Por qué es útil Twitter para informar (e informarse)

Informar en twitterConociendo por encima el funcionamiento de Twitter, parece increíble que un sencillo sistema de 140 caracteres por mensaje haya convertido la red de microblogging en una revolución comunicativa. Con sus casi ocho años de andadura, Twitter ha sido testigo histórico y herramienta de convocatorias ciudadanas, polémicas que precipitan los cambios y hasta el derrocamiento de algún que otro sistema democrático dudoso. La facilidad para crear una cuenta personal y comenzar a emitir nuestra propia realidad al mundo es una de las claves que explican su éxito, pero no es ni mucho menos la única. Conoce quince razones por las que Twitter es útil para informar (e informarse):

    1. Instantaneidad. En cuestión de décimas de segundo, un tweet se lanza a millones de usuarios. El contenido se genera y se difunde en tiempo real; las dimensiones del flujo de información que genera Twitter no tiene precedentes: 400 millones de mensajes o tweets se envían a diario en todo el mundo.
    2. Difusión masiva de un hecho. En los estudios realizados al finalizar el año 2013, se indica que en Twitter están registrados 500 millones de usuarios; cerca de 288 millones son activos mensualmente. La efectividad de un canal que utilizan grupos y particulares de los cinco continentes sin importar trabas habituales como el idioma, nacionalidad o condición social es una mina de oro para informadores tradicionales y noveles.
    3. Concisión. Una de las máximas del periodismo universal se eleva a su apogeo en Twitter: un máximo de 140 caracteres en cada tweet o DM (mensaje privado), y 160 a la hora de describirse en el perfil. En Twitter no caben rodeos ni adornos, y la capacidad de condensar una información en unas cuantas palabras se ha convertido en todo un arte expresivo.
    4. Multiplicidad de fuentes de información. En una especie de democracia virtual, las redes sociales permiten elevar exponencialmente el número de personas o grupos con criterio para dar una información correcta y veraz. La gama de colores se extiende de una forma única: los matices ideológicos, las formas de expresión o la variedad temática son algunas consecuencias directas. En este camino, cada cuál ha de encontrar su estrategia para convertirse en un informador relevante en un entorno virtual donde el ascenso es lento y los errores se penalizan duramente.
    5. Testigos directos. ¿Has vivido una experiencia que merece ser contada? ¿Has observado en algún espacio público un acontecimiento interesante o curioso? Ningún usuario está obligado a mantenerse como mero lector en el mundo de Twitter; tú también puedes ser un emisor relevante en esta plataforma. Si el contenido es de valor o no, lo decidirá el resto de usuarios.
    6. Comunicación e interacción. Si por algo se caracterizaban los medios de comunicación tradicionales es porque no eran comunicativos: eran sencillamente informativos. El flujo de la información corría en un solo sentido,  y el espectador apenas tenía oportunidad de réplica si no era a través de lentos y tediosos procesos de correspondencia. Las redes sociales, y Twitter en particular, han conseguido que el intercambio de noticias útiles entre lectores y medios sea continuo y abundante. Un periodista se puede servir de Twitter para encontrar fuentes locales de un acontecimiento concreto.
    7. Potencial para generar debate. El debate es un intercambio de opiniones, y extender un abanico de opciones es siempre enriquecedor para cualquier información. Tirar entre todos de datos, estadísticas o hemeroteca ayudará a crear un marco mucho más completo para interpretar una noticia.
    8. Capacidad de incluir contenido multimedia: las grandes ventajas de la digitalización de la información están presentes también en Twitter; a través de herramientas como TwitPic en el caso de las imágenes, o uShow para subir vídeos a la web, se puede completar o demostrar una información con contenido multimedia. Hay una larga lista de herramientas que facilitan esta función.
    9. Contenido selectivo según intereses. No es necesario bucear dentro de un enorme torrente de noticias, como en el caso de la prensa, o esperar el orden y ritmo de la información, como sucede en radio y televisión; desde tu cuenta podrás seguir a los usuarios cuya información más te interese. Además, el sistema de hashtags y las listas de tuiteros harán el resto a la hora de encontrar, en un momento determinado, la información que cada cuál prefiera encontrar.
    10. Facilidad para encontrar una temática: los hashtags son aquellas etiquetas de contenido compuestas por una almohadilla # y una/s palabra/s clave/s. Si quieres conocer las últimas noticias o comentarios acerca del #turismo, basta rastrear este término en el buscador; si quieres ahondar en cuestiones más específicas, como las opciones del #OcioMadrid durante el fin de semana, combina algunas palabras. En ocasiones la comunidad acuerda una Informar a golpe de tweetfrase, más perecedera en el tiempo, para tratar un acontecimiento o una tendencia en un momento determinado, como #QueSeVayanEllos7A (marcha de Juventud Sin Futuro), o para el seguimiento de algún episodio de programas informativos, como #Noche23F del ‘Salvados’ de Jordi Évole.
    11. Tendencias en manos del público: la noticia relevante ya no está solamente en manos de un puñado de medios a la cabeza del sector informativo: toda la comunidad de usuarios conectados serán los encargados de conformar el listado de Trending Topic – tendencias en Twitter – y por tanto, de elegir aquello que más fácilmente se va a escuchar.
    12. Movilidad. El 60% de los usuarios activos en 2013 accedía a su cuenta de Twitter a través de su móvil. La posibilidad de informar desde cualquier lugar, sumado a la simplicidad del sistema de 140 caracteres, facilita que Twitter sea un canal de información sin pausa.
    13. Variedad en el tono. La rigidez formal y lo que se considera “políticamente correcto” en periodismo es mucho más difuso en Twitter. Aquellos que ‘tuitean’ correctamente se revalorizan; y aquí es donde la ironía, el sarcasmo y la sutilidad juegan un papel importante. En cualquier caso, de cualquier hecho se puede encontrar un tono banal, humorístico, serio o apocalíptico; tweets para todos los gustos sin ser denostados por los consumidores de la información.
    14. Posibilidad de rectificar. Errar es humano; rectificar es una obligación. Twitter ofrece la opción de hacerlo sin demoras.
    15. Interacción con personas de relevancia. Llegar a entablar una conversación con un personaje de la actualidad que recibe miles de peticiones no es precisamente sencillo, pero es seguro que la probabilidad de que sea persona reciba tu mensaje es mucho mayor.
Nadie va a ganar el premio Pulitzer a base de tweets, pero utilizar el microblogging es una forma encaminada al nuevo modelo de periodismo.
Anuncios